PRESENTACION DEL BLOG

"A orillas del caudaloso Tajo y a pocas leguas de la capital de España, existe un precioso pueblo que bendice y obsequia la naturaleza; un pintoresco pueblo rodeado de jardines, lleno de perfumes y animado por el canto de incontables pajarillos; un poético pueblo que se esconde bajo las frondosas ramas de los corpulentos álamos y gigantescos plátanos; este pueblo se llama Aranjuez"


27 abr. 2011

ANTONIO TALAVERA (Fotógrafo)

Antonio Talavera recoge su título de Cronista Gráfico Oficial del Real Sitio
Le fue concedido por unanimidad del Pleno de la Corporación Municipal
Aranjuez, 26 de abril de 2011
El veterano fotoperiodista ribereño Antonio Talavera, ha recibido esta mañana de manos del alcalde de Aranjuez, Jesús Dionisio, el título de Cronista Gráfico Oficial del Real Sitio y Villa de Aranjuez, en un pleno extraordinario convocado para hacerle entrega oficialmente de este galardón, que le concediese el Pleno Municipal por unanimidad el 14 de julio de 2009.


En aquella ocasión Antonio Talavera no pudo asistir a este acto, con el que la corporación municipal, en nombre de todo el pueblo de Aranjuez, reconoce el trabajo que este ribereño de nacimiento viene realizando en el ámbito de la fotografía desde hace décadas en Aranjuez.
MEMORIA GRÁFICA DE CINCO DÉCADAS
El título de Cronista Oficial del Real Sitio y Villa de Aranjuez reconoce la labor histórica, periodística, literaria o de investigación, en favor de Aranjuez, realizada por personas vinculadas con la institución municipal o con el propio municipio.
En este caso, Talavera lleva plasmando en sus fotografías desde los años 60 del siglo XX a un amplísimo espectro de la realidad social, cultural, deportiva y política de nuestro país como corresponsal gráfico de Europa Press.

Además, su trabajo no le ha impedido mantener una especial relación de cariño con su ciudad, Aranjuez, y sus vecinos, que se han convertido en el tema favorito de sus fotografías, ya fuesen en blanco y negro, ya fueran repletas del color de sus últimas instantáneas.

Durante este tiempo, Antonio Talavera ha sido capaz de desvincular sus apreciaciones y visiones personales, en beneficio de la objetividad del material gráfico que ha elaborado, sin que por ello perdiera nunca la referencia de su origen, de su entorno social y natural y de su vinculación, ahora sí, con el desarrollo cultural e informativo de la ciudad en la que ha vivido y que ha sabido perpetuar en miles de instantáneas.

Fruto de todos estos años de dedicación a la fotografía es su archivo fotográfico, formado por más de 200.000 negativos y, actualmente ampliado con miles de imágenes digitales, que se ha convertido en una de las aportaciones más importantes para el conocimiento de la historia reciente de nuestra ciudad.

Ante todo gran persona, gran deportista y gran profesional de la cámara.
 -Jugó en el Aranjuez en sus primeros años de fundación, sus carreras como lateral izquierdo fueron muy aplaudidas primero en el campo de cuerdas y después en el campo de tablas; su pañuelo en la frente para evitar herirse en los despejes de cabeza con la correa de los balones de la época eran todo un símbolo.
  -Muchos años después al frente del Culb de Natación, hizo que nuestros chavales llevasen a orgullo el nombre de Aranjuez allí donde competían y donde casi siempre acaparaban los primeros puestos.
  -Medalla de bronce y de plata de la Federación de Natación
  -Trabajador de MAFE y orgullo de los compartieron muchas horas de trabajo con él.
  -Corresponsal de Europa Press, con muchos premios y galardones en sus vitrinas.
  -Autor de numerosas exposiciones fotográficas, siempre con gran éxito.
  -Testimonió con su cámara, todo el devenir de éste su Aranjuez del alma, desde los años sesenta.
  -Distinción merecida, que me consta le ha llenado de orgullo.

Y termino como he comenzado, sin desmerecer ni un ápice toda su labor, ante todo buena y humilde persona.

¡ Felicidades de todo corazón, amigo Tala !
-Magnolia -


19 abr. 2011

JULIAN CASADO (Pintor)

Nace en Aranjuez, Madrid, en 1928. Estudia dibujo y pintura en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Madrid. Durante algunos años se dedica al diseño industrial. En 1951 ingresa en el Colegio Santiago Apóstol de vocaciones tardías al sacerdocio, en Salamanca, y realiza estudios de latín y filosofía en la Universidad Pontificia de Salamanca. En 1951 se traslada a Roma con una beca de estudios, para estudiar Teología en laPontificia Universidad Gregoriana y familiarizarse con el arte italiano. En Roma es premiado un “Cristo Resucitado” que realiza como felicitación pascual y se licencia en Teología. En 1960 regresa a España y trabaja como capellán y profesor de religión. En 1969, marcha a Cuenca invitado por Fernando Zobel y los pintores en torno al Museo de Arte Abstracto Español, comenzando así su etapa profesional dentro de la pintura en clave abstracta.

En 1970 conoce al matrimonio norteamericano Barman y como consecuencia de esta amistad viajará invitado por ellos en 1971 a su Escuela de Arte Total en Stockbridge, Massachusetts, U.S.A. y en 1971-73 para estudiar técnica acrílica. Expone en la Image Gallery toda su obra en guache y comienza a pintar en acrílico con la misma técnica aplicada en sus cuadros anteriores. Esta nueva obra fue expuesta en Washington, en la sede del Fondo Monetario Internacional, con extraordinaria acogida. En 1973 el Papa Pablo VI le concede la secularización; regresa a Madrid, trabajando y exponiendo activamente de forma individual y colectiva. Se suceden los premios y el reconocimiento a su pintura. En 1980 traslada su estudio a Aranjuez, lugar de su nacimiento, llamado por su Ilmo. Ayuntamiento. En 1981 dirige la Escuela Ribereña de Arte de Aranjuez y es elegido por el comisario de exposiciones D. Ceferino Moreno del Ministerio de Asuntos Exteriores, para representar a España en la V Trienal Internacional de Nueva Delhi, India, donde su obra es premiada. Contrajo, también en este año, matrimonio con Aurelia Fernández Díaz y dirigió en Aranjuez la Galería de Arte C.R.A.C., donde expusieron numerosos artistas contemporáneos. En 1978-83, elabora la Serie Malevich sobre variaciones del espacio plástico. En 1986 ingresa en el Seminario de Investigación Filosófica de la Fundación “Xavier Zubiri”, al que sigue perteneciendo en la actualidad.

 NOTA DE PRENSA DEL AYTO. DE ARANJUEZ
Aranjuez, 19 de abril de 2011.
Tiempo atrás, Julián Casado puso en conocimiento del alcalde de Aranjuez, Jesús Dionisio, su deseo de participar en el desarrollo cultural de Aranjuez y la proyección de nuestro patrimonio artístico, por lo que decidió donar al Ayuntamiento de Aranjuez su obra “Teoría hacia la luz”,

acrílico sobre lienzo datado en el año 1973, y la denominada “Serie Malevitch” compuesta por 42 piezas, también acrílicos sobre lienzo, de una calidad y un prestigio altamente contrastados.
 El gesto de Julián Casado, al ceder al pueblo de Aranjuez, a través del Ayuntamiento, parte de su obra, quizá la más conocida y reconocida, le hacen merecedor del agradecimiento de la Corporación Municipal, cuya Alcaldía Presidencia garantizará la conservación y el depósito de las obras, mientras que los servicios municipales serán los encargados de verificar y desarrollar los trámites y documentación necesarios para formalizar la donación, que incluyen la valoración, protección, ubicación y aseguración de las obras.
Esta declaración institucional deja patente el agradecimiento del pueblo de Aranjuez hacia Julián Casado por su compromiso con su entorno social e histórico, por su generosidad y por su magnífico magisterio cultural, semilla de artistas y personas que, como él, pasean con orgullo y honor el nombre de Aranjuez por el mundo.

MAS INFORMACION:
https://picasaweb.google.com/117517280790931154049/JulianCasado?feat=directlink#

18 abr. 2011

LA ISLETA

Para aprovechar los aportes de tierra que el Tajo y la Ría iban dejando en la zona oriental del Jardín de La Isla,  Felipe V organizó un parterre sobre nuevos muros de contención tras eliminar la pared que limitaba el jardín, de tal forma que el paso a la zona de Picotajo se incluía en el nuevo trazado, así como la fuente de los Tritones, trasladada a esta lengua de tierra llamada La Isleta.
El proyecto, de 1773, es de Esteban Marchand, autor también del Parterre de Palacio, siendo continuado tras su muerte por  Leandro Bachelieu. El trazado del parterre era poco canónico: de una amplia plaza, donde se encontraban los dos puentes del camino primitivo a Madrid y la fuente de los Tritones, surge un fuerte eje de simetría, que no coincide con el elemento axial proveniente de las fuentes de Baco y Neptuno, que reparte varias piezas recortadas acompañadas por estanques y se remata por un elemento oval con trazado radial y gran estanque central con surtidor, para terminar en el extremo oriental, de ancho menor, con una pieza de intrincado dibujo que rompe el eje y se agrupa con un estanque circular final con surtidor que cierra la Isleta con un espacio semicircular, lugar a donde Bonavía trasladó la fuente de los Tritones en 1759.


Todo el conjunto fue rodeado de una barandilla en el año 1753. En 1760 se introdujo una reforma de Jaime Marquet consistente en sustituir la pared que separaba el parterre de los jardines de la Isla por un foso. Posteriormente desaparecieron los cuadros finales y la fuente de los Tritones que se trasladó a los jardines del Campo del Moro. Los murallones del Tajo tuvieron que ser reparados repetidas veces, a causa de las crecidas del tajo, con la intervención de santiago Bonavía.

En la actualidad, esta zona de la Isleta mantiene su forma circoagonal con diferente ancho, pero ha perdido la mayor parte de los elementos que la conformaban, como la fuente de los Tritones, uno de los puentes y su portada (el de la Ría, pues del existente en el río Tajo sólo queda un mirador que marca un estribo del mismo), el parterre, los estanques y el resto de la decoración, como las barandillas originales, sustituidas en 1845.



Al destruirse el puente del Tajo o de la Isleta, ya muy deteriorado a finales del siglo XVII y definitivamente desaparecido al construirse el nuevo proyecto de la Isleta, se pierde el acceso original a Palacio desde el siglo XVI, que consistía en llegar a la Isla cruzando el Tajo a través de dicho puente y desde aquí cruzar la Ría hasta la calle Madrid, que entraba directamente a la fachada principal de Palacio, por lo que hubo que construir en 1728 el Puente Verde que cruzaba el Tajo sin pisar la Isla.
1- Primera ubicación de la Fuente de los Tritones
2- Segunda ubicación de la Fuente de los Tritones
3- Antíguo Puente del Tajo
4- Puente Verde
5- Puente de la Isleta
6- Ultima ubicación de la Fuente de los Tritones

El puente que une actualmente la Isleta con la calle Madrid fue construido en el año 1751 en ladrillo con un solo arco de piedra de Colmenar y tiene enfrentada a la Isla una magnífica portada, levantada un año antes, de los mismos materiales y compuesta por dos exedras enfrentadas, decoradas con jarrones de mármol y puerta de rejería diseñada por Santiago Bonavía (al que se le cree autor de todo el conjunto) y realizada por Francisco Barranco, cerrajero de cámara, con “copete de escudo de armas, corona y adornos”, dentro del ornamentado estilo francés de la primera mital del siglo XIX.
Es precisamente en ésta portada donde se pueden observar gran cantidad de grafitos presuntamente escritos por algunos soldados franceses, suizos,etc, pertenecientes al Cuartel de Guardias Walonas.

2 abr. 2011

PLAZA DE SAN ANTONIO (o de La Mariblanca)

"A la entrada del Sitio por el puente de barcas se dejó una espaciosa plaza que con el frontispicio de la capilla de San Antonio, y arcos de los lados, que se hiciéron el año de 1767 y unen con las galerías exteriores del cuarto de caballeros y casa de Oficios por un lado, y con las de la casa de los Infantes por el otro, forma una grandiosa perspectiva. 
Las galerías son de piedra blanca de Colmenar, de igual forma que las de Palacio y casa de Oficios, con terrados y barandillas encima; y si estuviese concluída la línea del oriente, donde hay señalada una manzana, y no se ha fabricado, sería mas hermosa y perfecta esta plaza: ella queda abierta por la parte del norte y del puente, que es la entrada, y se goza de la vista del jardín del Parterre de Palacio, de sus fuentes, y de los principios de los paseos o calles de la Reyna, del Príncipe e Infantas.
En el principio de esta plaza está el obelisco o fuente principal de mármoles; pero se ha de mudar al centro, y si se le da mejor forma servirá de mucho adorno."

Así es como nos describía Alvarez de Quindós en su libro "DESCRIPCION HISTORICA DEL REAL BOSQUE Y CASA DE ARANJUEZ" (Edit. Doce Calles) la plaza de San Antonio en el año 1804.


Antes de la configuración de la Plaza de San Antonio, tal y como hoy la conocemos, ya existía en su lugar otra denominada de la "Campana del Trabajo", por el edificio y su espadaña con tal instrumento que en ella se hallaba, y cuya imagen reproducen algunas vistas antíguas, como por ejemplo una conservada en el Museo del Prado fechada en 1630.
Sin embargo, el carácter de las dos Plazas era diferente, pues frente a la primera, más cortesana y festiva, la segunda iría convirtiéndose en la principal del Real Sitio, acogiendo las funciones para su administración y además las comerciales, para el abastecimiento de la ingente comitiva de cortesanos y criados que seguían las Jornadas Reales.

Pinturas posteriores  a la mencionada vuelven a ofrecer el aspecto de Aranjuez y de su Plaza Mayor antes de la construcción de la ciudad, destacando especialmente las de Michel-Ange Houasse y Juan Bautista del Mazo, como una de las vistas del primero desde el sureste, y datada entre 1719 y 1721, la cual muestra este espacio urbano y en él uno de los obeliscos que se construyeron en el siglo XVII, como respiraderos de la conducción de plomo que traía las aguas desde el Mar de Ontígola a las fuentes del Jardín de la Isla.
La primitiva Plaza principal no era un espacio proyectado arquitectónicamente, sino resultado de las necesidades de una población itinerante, sobre la que pesaba la reiterada prohibición de Felipe II para su emplazamiento permanente, excepto para los criados y dependientes vinculados al Heredamiento, lo cual explica su aspecto y el carácter provisional de la mayor parte de sus límites.



Había surgido apoyada en una de las fachadas laterales de la Casa de Oficios, la de levante, y muy próxima al Palacio, además de a uno de los accesos desde Madrid, el del Puente de Barcas sobre el río Tajo, que acabaría convirtiéndose en el más frecuente y obligado, a partir de mediados del siglo XVIII, para los no pertenecientes al círculo real. Este singular emplazamiento de la futura Plaza de San Antonio facilitaría la paulatina apariciónen sus inmediaciones de puestos y barracas, autorizadas por los gobernadores del Sítio y dedicadas a la actividad comercial, y el mantenimiento de las edificaciones preexistentes, cuando pertenecía a la Orden de Santiago, o construcción de otras nuevas, destinadas todas a funciones administrativas o auxiliares.


La falta de orden compositivo, urbano y arquitectónico de este conjunto y la eventualidad de sus construcciones provocarían una visión nada agradable, especialmente desde el Palacio y habitaciones reales, orientadas a levante, que explican que desde el primer cuarto del siglo XVIII se fuera extendiendo la opinión en la Corte de la necesidad de dignificar los alrededores del Palacio y el desarrollo de una ciudad cortesana, coherentemente planificada, tal y como hoy conocemos Aranjuez.