PRESENTACION DEL BLOG

"A orillas del caudaloso Tajo y a pocas leguas de la capital de España, existe un precioso pueblo que bendice y obsequia la naturaleza; un pintoresco pueblo rodeado de jardines, lleno de perfumes y animado por el canto de incontables pajarillos; un poético pueblo que se esconde bajo las frondosas ramas de los corpulentos álamos y gigantescos plátanos; este pueblo se llama Aranjuez"


18 dic. 2011

FUENTE DE NEPTUNO


Esta fuente se encuentra en la parte norte del jardín de la Isla, muy próxima a la fuente de Baco, en el eje que comunica esta última con la Isleta.
Esta pieza, fatalmente mutilada, tiene un pilón de gran tamaño de forma exagonal, taza sobre balaustre y pedestal cilíndrico que sostienen la taza con otra pieza donde se encuentra la escultura de bronce de Neptuno. Antíguamente existían seis peanas en la base de la fuente, pero hoy solo
podemos ver cuatro de ellas. Estas peanas sostenían otras tantas figuras, también de bronce, de las que hoy solo se conservan dos.
Grabado de Louis Meunier, 1665
(cortesía de la familia De la Cruz-Dombriz)

Formaban parte estas siete figuras de un juego de morillos de chimenea encargado para el Alcázar de Madrid por Diego Velázquez al escultor Alejandro Algardi en su segundo viaje a Roma. Representaban a los cuatro elementos: Neptuno, agua; Júpiter, fuego; Juno, viento y Cibeles, tierra, con dos copias de cada uno de ellos, de las cuales se colocaron siete en Aranjuez en 1661, pues un Júpiter se destinó al Buén Retiro. Ya en el siglo XIX se eliminó una de las esculturas con su pedestal, y tras la Guerra Civil desaparecieron otras dos.
En la segunda década del siglo XX estas esculturas de Algardi se trasladaron a la Casa del Labrador hasta que, tras la restauración de la fuente en el año 2000, volvieron a su emplazamiento original.

En el Diccionario Geografico-Estadístico-Histórico de España Pascual, Madoz nos la describe pormenorizadamente:
La Fuente de Neptuno es sin duda la mejor: se llamó de Ganimédes, por una estatua de este semi-dios, que hubo en ella sobre un águila, con un pomo en la mano y una tacilla en la otra; después se dijo de las Coronas, por cierto adorno que tuvo: hoy consta de siete grupos de bronce sobre pedestales de piedra: el de en medio representa a Neptuno sobre un carro triunfal tirado de tritones con el tridente en la mano; está repetido en uno de los pedestales. A su alrededor está la diosa Cibeles en un carro tirado por leones, y coronada por un castillo; en el otro lado se halla Ceres; después Juno con su pavo real, y por último, Júpiter sobre un mundo que sostienen dos titanes, en ademán de lanzar rayos; son obras de Alejandro Algardí. En los tres paramentos del pedestal se lee:
   EL REY N. S. D. FELIPE III MANDÓ HACER ESTA FUENTE,
     SIENDO GOBERNADOR D. FRANCISCO DE BRIZUELA,
              AÑO DE MDCXXI - SE REEDIFICÓ EN 1662
Comparativa

Si observais la foto comparativa vereis que, tras la restauración de la fuente, la figura de Neptuno ha sido colocada ligeramente torcida respecto a su estado anterior. Del mismo modo, se puede observar que el brazo que sujetaba el tridente, restaurado tras su mutilación, está algo más bajo y encogido.
La peana del Neptuno también se encuentra torcida respecto a su posición inicial.

Fuente documental: Arquitectura y Desarrollo Urbano de Aranjuez.

8 comentarios:

Pilar Álamo (Aula de Arte) dijo...

Muy buen trabajo. Muy interesantes las fotografías. Con estos documentos ayudas a muchos estudiosos y amntes de Aranjuez a entender mejor la relación de la corona (monarquía) con el arte.
Un abrazo

Alvaro dijo...

Excelente reconstrucci'on hist'orica. 'Alvaro

J. J. Guerra Esetena dijo...

Me uno a los comentarios anteriores. Magnífico trabajo, enhorabuena.

Glo dijo...

Mingo, muy elaborado...

Mingo dijo...

Gracias a los cuatro por los comentarios. Me alegro de seguir despertando vuestro interés.Abrazos.

Alvaro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alvaro dijo...

Interesantísima reseña de Madoz con "después se dijo de las Coronas, por cierto adorno que tuvo". En las representaciones del sXVII se ve en efecto este artefacto hacía de taza superior y expulsaba agua a través de anillos o coronas. Al final, los viajeros del XVII eran más realistas de lo que hoy pensamos.

cecibustos dijo...

Mingo:
Con acierto, con documentación y, ¡cómo no!, con elocuencia, vas señalando aquellas luces que merecen la atención de nuestras miradas. ¡Cuántas veces habré pasado, desde niño, por delante de esta fuente y gozado la emoción de su belleza!
¡Excelente entrada!
¡Qué disfrutes de la vida y compartas felicidad en 2012!
Un abrazo,
Cecilio