PRESENTACION DEL BLOG

"A orillas del caudaloso Tajo y a pocas leguas de la capital de España, existe un precioso pueblo que bendice y obsequia la naturaleza; un pintoresco pueblo rodeado de jardines, lleno de perfumes y animado por el canto de incontables pajarillos; un poético pueblo que se esconde bajo las frondosas ramas de los corpulentos álamos y gigantescos plátanos; este pueblo se llama Aranjuez"


3 feb. 2011

GRAFITOS EN PALACIO

De todos es conocida la moda establecida entre los jóvenes de pintar todo lo que se les pone por delante, pero a la vista de las imágenes que os muestro a continuación, esta costumbre viene de muy antiguo.
Se trata de las inscripciones encontradas en las paredes de Palacio, realizadas por los antiguos sirvientes, jardineros, guardias,etc de los reyes. Algunas inscripciones son casi ilegibles, otras en cambio son perfectamente visibles. La huella del tiempo, los fenómenos metereológicos e incluso la propia mano del hombre, han propiciado el gran deterioro que se puede observar en algunas de ellas, dándose el caso de que algunas inscripciones ni siquiera las he llegado a fotografiar ya que apenas son legibles.


















Ya por último os muestro la inscripción que encontré en el Jardín de la Reina, gracias a la cual podemos saber la autoría de la plantación de dicho jardín.




Casi con total seguridad, muy próximamente se empezará a realizar un estudio muy detallado de éstas y otras mas inscripciones que se encuentran por los alrededores de Palacio. Gracias a los archivos informatizados de Patrimonio Nacional podremos saber algunos datos personales sobre las personas que plasmaron sus nombres en éstos ladrillos.

5 comentarios:

Glo dijo...

todo tiene su anecdota, al final todos queremos dejar huella de nuestro paso.

Mingo dijo...

Si, pero al menos antes eran mas discretos, jejeje

Anónimo dijo...

Fascinante reportaje que nos muestra, como dice Glo, el deseo de dejar constancia del ser humano, pero a la vez es una fuente histórica de primer orden. Eso sí,tan discretos que nunca antes lo habíamos visto después de pasar tantas veces por las proximidades.
Es muy interesante la asignación de autoría de la plantacón del Jardín de la Reina puesto que sus autores se resistieron al anonimato que la historia relega a los currantes y consiguieron que ciento cuarenta años después sepamos sus nombres y la fecha exacta de su ejecución. ¡Buen trabajo Mingo¡ MIRADOR

cecibustos dijo...

Mingo:
Interesante descubrimiento. Pura ‘arqueología’ que perdurará siempre que no venga un restaurador remilgado a borrar las huellas del pasado. Si bien la huella magistral es el propio palacio, no quedan nada mal estas sencillas marcas.
¡Felicidades por el hallazgo!
Saludos,
Cecilio

Mingo dijo...

Hola CECILIO, siento decirte que tus presagios hace tiempo que ya se cumplieron. Son muchísimas las inscripciones borradas al raspar los ladrillos con motivo de la limpieza de las fachadas, y estoy seguro de que algunas de las inscripciones debían de ser muy esclarecedoras para algunos temas que hoy se estudian.
Un abrazo