PRESENTACION DEL BLOG

"A orillas del caudaloso Tajo y a pocas leguas de la capital de España, existe un precioso pueblo que bendice y obsequia la naturaleza; un pintoresco pueblo rodeado de jardines, lleno de perfumes y animado por el canto de incontables pajarillos; un poético pueblo que se esconde bajo las frondosas ramas de los corpulentos álamos y gigantescos plátanos; este pueblo se llama Aranjuez"


11 ago. 2011

UTILIZACION DEL AGUA DEL MAR DE ONTÍGOLA

El empleo de las aguas que nacen en Ontígola y bajan hacia el embalse era motivo de conflictos. En 1817 está documentada una reclamación para que los vecinos de dicha población no las interceptasen, llegando al fín a un acuerdo en 1839, según el cual podrían usarlas siempre que por el caz siguiese la mitad o más hacia el "Mar". Según otros datos, hacia 1910 se dice que la utilización sería de doce horas de día para Ontígola, y el resto al "Mar". Según el convenio, todos los años, en febrero, se haría un padrón de las tierras a regar en Ontígola.
Vista del Mar de Ontígola

En años de pluviometría normal el caudal del embalse era suficiente, no así en los años de sequía, en los cuales se precisaba aplicar medidas especiales suprimiendo los usos suntuarios. Así pues, en mayo de 1820, ante la escased de agua para regar las alamedas y demás posesiones, se decide que el día
de San Fernando (onomástica del rey) no funcionen las fuentes del Jardín de la Isla que se surten del "Mar", sinó solamente las inferiores que utilizan agua del Tajo.
El agua del embalse siempre ha sido para el Patrimonio, y ya se apuntó cómo Felipe II negó el derecho a los de Ontígola, pero los sobrantes se utilizaban en ciertos sítios mediante el pago de un cánon. En 1851 figura un expediente de subasta para el arriendo de "La Valenciana", que aún era del Real Patrimonio, la cual se consideraba de secano, y si el arrendador solicitaba riego, éste sería eventual previo pago de 40 reales por fanega de tierra con cereal ó 60 si fuese fruto de verano. En otro documento de 1875 se dice que las aguas se empleaban para los jardines del Príncipe, Parterre e Isla, siendo los sobrantes para "El Deleite" y "La Valenciana", enajenados dos años antes como secanos por lo eventual del riego.

El jardín del palacio de Medinaceli, la finca de la Reina Madre (actual Residencia del Deleite) y el huerto del convento de San Pascual gozaban de concesiones especiales. En otro documento se añade el soto del duque de Osuna y el cuartel de Guardias de Corps. En algunos expedientes para riegos de aquellos años se especifica que la administración tenía preferencia y si el caudal es insuficiente en el turno de particulares, éstos no podían solicitar indemnización alguna. Aun así el agua era bastante solicitada y en la década de 1870 figuran varias demandas de concesión, aparte de riegos eventuales que se pedían cada año.

Por fín, en 1876, se elabora un reglamento muy completo para resolver conflictos y una estadística de usuarios para posteriormente establecer una lista de usuarios según sus derechos: primero el Real Patrimonio, después las concesiones anteriores a 1868, en tercer lugar estaban las concesiones entre 1871 y 1875, finalmente estaban las personas que, en número variable, pedían agua cada año.
En unos documentos mecanografiados que se conservan en aranjuez junto a unos planos de 1910, se dice que de la cacera general del Mar Chico derivan otras:
- Por la izquierda, para el Regajal, el Deleite, el cuartel de Caballería, convento de San Pascual y riego de las calles del Príncipe e Infantas.
Grabado donde se aprecia una balsa de agua al pié del Parnaso (zona del Deleite)
Cacera de riego detrás Residencia el Deleite

- Por la derecha salía otra a la calle Sóforas que abastecía a la balsa de la Valenciana y que discurría por la actual calle del Mar (de Ontígola). También abastecía a algunas tierras de Valdelascasas.
La calidad del agua en verano puede juzgarse por la mención de que en esa época del año se permitía el baño en el Mar Chico, "muy concurrido por sus salitrosas aguas bastante recomendadas para curar afecciones de la piel".
MAR CHICO (Foto del Album Guía de Aranjuez)

A finales de la década de los 40, en el siglo XX, aún se regaban algunas tierras, y hacia mediados de los 80 el agua ya sólo se empleaba parcialmente en la huerta del convento de San Pascual y en las fuentes del Parterre, las cuales estaban muy altas para recibir el agua del caz de las Aves.

3 comentarios:

Carmen dijo...

¡Qué interesante post!. Buenísimas las fotos y toda la documentación. Gracias a ti estoy aprendiendo mucho de mi querido Aranjuez.
Un abrazo

Mingo dijo...

Hola Carmen, no solo aprendeis vosotros como lectores, sino que yo también aprendo mucho al realizar mis investigaciones y documentaciones. Cada vez estoy más enganchado a esto de descubrir la Historia de Aranjuez.
Un abrazo.

PD: ¿Sigues mi blog NaturAranjuez? Seguro que, además de descubrir muchas cosas sobre la flora y fauna, encontrarás bonitos motivos para pintar.

Carmen dijo...

Hola Mingo, ahora mismo agrego un link para no perderme ni una. Muchísimas gracias por ofrecerme generosamente la posibilidad de inspirarme en algunas de tus fotos para mis pinturas. La verdad es que tienes muchas que me gustaría intentar, a pesar de tener yo misma miles de fotos de Aranjuez. Hasta las tengo clasificadas por estaciones: primavera, verano, otoño....

Un abrazo