PRESENTACION DEL BLOG

"A orillas del caudaloso Tajo y a pocas leguas de la capital de España, existe un precioso pueblo que bendice y obsequia la naturaleza; un pintoresco pueblo rodeado de jardines, lleno de perfumes y animado por el canto de incontables pajarillos; un poético pueblo que se esconde bajo las frondosas ramas de los corpulentos álamos y gigantescos plátanos; este pueblo se llama Aranjuez"


14 abr. 2010

LA CASA DE MONTESINOS



Construcción realizada entre los años 1757-1759 bajo la dirección de D. Luis Fernández Montesinos, Fiscal y Tesorero del Real Sitio.
La casa sirvió de alojamiento del Arzobispo Conde de Teba, el cuál tenía reservadas las mejores habitaciones para sus habituales estancias en Aranjuez, llegando incluso a conocerse la casa por el nombre de tan ilustre ocupante.



También llegaron a ser alquiladas sus dependencias para alojamiento de la servidumbre de S.M. Fernándo VI, más concretamente a indivíduos de la Caballería (cocheros, cajoneros y mozos de caballos) distribuídos entre el piso bajo y las buhardillas, aparte de un gran número de pesebreras en las cuadras para las mulas.



Hacia 1852 la casa pasó a ser propiedad del Marqués viudo de Pontejos D. Joaquín Vizcaíno, el que fuera célebre alcalde corregidor de Madrid. Bajo su propiedad fue inscrita la Casa de Montesinos en la Asociación Mútua de Seguros contra Incendios, de la que fue cofundador Pontejos. Otro dato reseñable es que en sus dependencias se reunía por entonces el Consejo de Ministros, cuando el Gobierno se instalaba en Aranjuez siguiendo a la Real Comitiva.
A mediados del siglo XIX debió ser adquirida `por el Real Patrimonio, pues desde antes de 1902 se hallaban instalados en el inmueble las oficinas y archivos de la Comisión Liquidadora de Cuerpos Disueltos.



Sin embargo, dos décadas después tenía un nuevo uso, pues en el edificio se instaló el Colegio de San Isidro.
En 1985 se acometió una remodelación, promovida por el Ministerio de Educación y Ciencia, con el objeto de convertirla en un centro escolar de 16 unidades de E.G.B. y 3 de preescolar. La obra tuvo una gran envergadura, ya que se redistribuyeron espacios, se modificaron huecos, se demolieron escaleras y crearon otras nuevas. Se mantuvo el hall de entrada, incluso eliminando adiciones o recuperando vanos cegados y se suprimieron los cerramientos acristalados de las galerías que rodeaban el patio, perdiendo éste su fuente y ajardinamiento para acoger una pista de baloncesto.
De cualquier forma, la Casa de Montesinos, catalogada con protección tipológica grado 2 en el Plan General de Aranjuez, mantiene su impronta en el trazado urbano de Aranjuez, como edificación ejemplar, sencilla y digna, claramente ordenada y sometida a la arquitectura real, sin pretensión de notabilidad y sí en cambio de formar parte de un todo homogéneo, hoy en gran medida desvirtuado.
Documentación histórica extraída de "Arquitectura y Desarrollo Urbano, Tomo IX"

No hay comentarios: